La primera norma del diseño de interfaz

Dibujo de un inmenso circulo de luz azul flotando en el espacio

La semana pasada hablábamos en este post sobre aprovechar al máximo el espacio extra disponible en pantallas grandes, hoy complementamos esta información con otro artículo que habla sobre la relación entre la distancia del usuario a la pantalla, el tamaño de esta y la interacción del usuario. Un documento imprescindible.

Aunque te parezca una locura, en realidad solo es el principio del proceso de optimizaron de un interfaz de usuario. ¡Disfruten!


Inclusión y Accesibilidad en Apple

Dibujo de una persona sonriente utilizando un Ipad con Voice Over

Es bastante complicado localizar referencias de Apple hacia su trabajo en inclusión y accesibilidad, probablemente por un concepto que vengo defendiendo algunos meses: La accesibilidad debe ser completamente transparente. Ha de estar, pero no ha de estorbar.

En todo caso tras hacer una pequeña búsqueda, he llegado a estos artículos que recomiendo leer:


No solo la interacción, sino el contexto

Dibujo de la tierra vista desde la luna, desde la perspectiva de un astronauta que puede ver su propia sombra

Es un concepto curioso el que nos aporta este artículo que nos habla sobre el diseño de experiencia de usuario usando la analogía de un ecosistema (en inglés).

Y es que realmente tienen mucha razón en sus afirmaciones, si únicamente observamos la relación usuario-aplicación a la hora de realizar nuestro diseño, sin tener en cuenta el contexto y la interacción de nuestra app con el resto, fracasaremos estrepitosamente.

Cada vez mas, en un mundo cada vez mas social a nivel digital, es capital darse cuenta no solo de lo que hace nuestro usuario, sino porque lo hace , y el contexto social, económico, físico e incluso filosófico en que lo hace.

Un artículo que nos hará sin duda reflexionar para mejorar nuestras habilidades de diseño, máxime si pretendemos alcanzar el diseño universal real.


Controles accesibles en el navegador

Dibujo del ligo de Safari

Una de las cuestiones peliagudas de los interfaces de usuario hoy en día, es la dependencia absoluta de la parte visual. En estos tiempos en los que los wearables empiezan a emerger como alternativas de uso diario, generar interfaces que no dependan (aunque exploten) de los aspectos visuales es vital.

El responsive, que originalmente solo tenia ue ver con adaptar la experiencia al tamaño de la pantalla del dispositivo, ha de avanzar, hacia un sistema que incluso pueda funcionar sin pantalla.

¿Navegar webs desde un reloj? tecnológicamente viable, solo hemos de evolucionar el método. Para ayudarnos a ello, podemos comenzar con este video en que el se nos explica con sorprendente sencillez, como utilizar la accesibilidad para potenciar los interfaces de usuario.